29 de marzo de 2006

Sentidos IV

"...y él solo piensa en morder su fruta prohibida". Soda Stéreo

Legui con Coca. Champagne. Sushi. 69. Paella. Quilmes negra. Malta con huevo y azucar. Sprite. El licor de chocolate de Lucy. Café dolca, Nesquick, miel y Tía María, batido y caliente. Mollejas con limón. El helado de vainilla saliendo de la fabricadora. Polenta con mucho queso. Las pizzas de mi tío. Las pizzas de mi vieja. El asado del 6 de diciembre a la noche. Su postre borracho. Sabayón de Tino´s.

23 de marzo de 2006

24 de Marzo




Los viejos amores que no están,
la ilusión de los que perdieron,
todas las promesas que se van,
y los que en cualquier guerra se cayeron.

Todo está guardado en la memoria,
sueño de la vida y de la historia.

El engaño y la complicidad
de los genocidas que están sueltos,
el indulto y el punto final
a las bestias de aquel infierno.

Todo está guardado en la memoria,
sueño de la vida y de la historia.

La memoria despierta para herir
a los pueblos dormidos
que no la dejan vivir
libre como el viento.

Los desaparecidos que se buscan
con el color de sus nacimientos,
el hambre y la abundancia que se juntan,
el mal trato con su mal recuerdo.

Todo está clavado en la memoria,
espina de la vida y de la historia.

Dos mil comerían por un año
con lo que cuesta un minuto militar.
Cuantos dejarían de ser esclavos
por el precio de una bomba al mar.

Todo está clavado en la memoria,
espina de la vida y de la historia.

La memoria pincha hasta sangrar,
a los pueblos que la amarran
y no la dejan andar
libre como el viento.

Todos los muertos de la Amia
y los de la Embajada de Israel,
el poder secreto de las armas,
la justicia que mira y no ve.

Todo está escondido en la memoria,
refugio de la vida y de la historia.

Fue cuando se callaron las iglesias,
fue cuando el fútbol se lo comió todo,
que los padres palotinos y Angelelli
dejaron su sangre en el lodo.

Todo está escondido en la memoria,
refugio de la vida y de la historia.

La memoria estalla hasta vencer
a los pueblos que la aplastan
y que no la dejan ser
libre como el viento.

La bala a Chico Méndez en Brasil,
150.000 guatemaltecos,
los mineros que enfrentan al fusil,
represión estudiantil en México.

Todo está cargado en la memoria,
arma de la vida y de la historia.

América con almas destruidas,
los chicos que mata el escuadrón,
suplicio de Mugica por las villas,
dignidad de Rodolfo Walsh.

Todo está cargado en la memoria,
arma de la vida y de la historia.

La memoria apunta hasta matar
a los pueblos que la callan
y no la dejan volar
libre como el viento.

20 de marzo de 2006

Sentidos III

"Y despues solo quiero, solamente quiero verte sola y apagar la luz". Fito Páez

Para los hombres la vista es fundamental, mientras que las mujeres prefieren además los otros sentidos.

Sus ojos buscándome la boca. El mar al atardecer. Jennifer Aniston. Los fresnos en Abril. La sonrisa de la dotora. El fuego. Luciano "tocando" la guitarra. Un acantilado. Un glaciar. Un cuadro de Dalí. Un edificio de Gaudí. La inmensidad de un cielo estrelladísimo desde el Uritorco. Un velador tenue. Sus montes y sus valles. La represa Cabra Corral. Los dibujos de Chichoni. Un Jaguar.

12 de marzo de 2006

Sentidos II

El olfato es un violento disparador de emociones. Los que creen saber dicen que es porque es el sentido que quedó más íntimamente conectado con nuestras capas cerebrales profundas y primitivas -el hipotálamo y el bulbo raquídeo- de cuando éramos animales y en buena parte dependíamos del olfato antes que la vista. Justamente es el hipotálamo el centro donde residen las emociones que viven en pugna con los razonamientos olímpicos del neo-córtex. Para mí, el olfato es un transportador instantáneo a tiempos o lugares distantes.

El estaño. Las hojas quemadas en invierno. Las tostadas. El café recién hecho. Una olla de agua con eucaliptus hirviendo en la casa de mi abuela. Pearls & Lace. Una carpintería, una fábrica de muebles o una casa recién estrenada. El Poxirán con tolueno. Una etiqueta de puchos vacía. Su lado de la sábana, ésa mañana y las que siguieron. Sweet Honesty. La pinotea lustrada con insecticida líquido. La cebolla rehogándose. Luciano recién bañadito. Patchouli. Los campos de Santa Fe bien entrado el atardecer. Tresor. La tierra recién mojada. Pollo a las brasas. El mar. Las noches de invierno en Córdoba. L'eau de Kenzo. Resina de conífera. Kerosene. Una torta horneándose. Su bahía. El interior de un auto nuevo.

9 de marzo de 2006

Sentidos


Limitados, desatendidos, segundeados, ignorados redondamente, hay ciertos sentidos que por más que la mayoría de las personas vengamos equipadas de fábrica para desarrollarlos, nos empeñamos en no darles la suficiente importancia. Percibimos la vida y el entorno a través de ellos y, quien lo puede negar? a veces nos quejamos porque hay cosas que se nos escapan.
Ejercitar los sentidos menos desarrollados es una tarea pendiente.

Veremos qué cosas nos traen los cinco sentidos clásicos. De mi parte, el gran ausente será el sentido común, así que aquellos/as que tengan algo que decir, ya saben que están invitados.


Rafaela, en la carpa: su cintura. Luciano, al nacer, entraba en mis dos manos. El abrazo de Edu, aquella noche en que me fui de mi casa. Los martillazos en las manos poniendo la cañería en mi propia casa. El frío húmedo del tanque de la moto. El calor reconfortante de los cilindros. La arena de una playa en Brasil. Un baño helado en el sur. El punto ideal de la masa para pizza. Descansar mis mejillas en sus senos. La nieve. Recorrer su espalda completa con la punta de mis dedos. Mi pie despellejado. La piel del durazno. El aceite Johnson. Pisar las hojas secas de los fresnos en Abril. Recolectar castañas en La Cumbre. El ardor de las lágrimas. Sus dedos jugando en mi pecho. El desliz de un pincel cargado de pintura. Estrenar repuesto de afeitadora. Las bolsitas con burbujas de aire. La espuma de un jacuzzi. Los abrigos de plush. Meter la mano en la preparación seca de los helados y revolver. El abrazo de mis viejos rumbo al exilio. Los metros de gasa saliendo de mi nariz luego de la operación. El calor volviendo a mis pies. Los colchones con resortes.

8 de marzo de 2006

.





Powered by Castpost