1 de octubre de 2006

9

manos

12 comentarios:

Alex dijo...

Diez dedos, diez intenciones, diez maneras de pedir, diez de dar, diez deseos, diez dedos para acariciar. Hermosas manos. Que puedas usarlas para construir cosas bellas, las que merecés.

Gabriel dijo...

Dedos, diez. A veces sobran, a veces faltan. Intenciones, miles. Maneras de pedir... pues se deberán encargar ellos porque a mí no me sale. Maneras de dar... uf, perdí la cuenta. Deseos, otros miles. Para acariciar... me estremece la sola idea.
Gracias. Estas manos hicieron mucho daño, no me enorgullece en lo absoluto el dato. También dieron mucho placer, me cuesta reconocerlo abiertamente pero estoy en el ejercicio.
La foto es la metáfora que nos ofrece este medio para decir qie están dispuestas. A construir al fin cosas bellas.
No se si las que merezco, uno se deja endulzar autoconvenciéndose que se merece lo mejor.

Hay más cosas que no se ven pero se sienten.
El título es una cuenta regresiva. Las manos tal vez se vayan esfumando con el correr hacia atrás de los números. Quién sabe.
Al final uno se cansa de ser el muñequito que sostiene la bola que aplasta la mano enguantada, no?
Gracias Ale y perdón por la sanata... La lluvia a mí tampoco me inspira.

Anónimo dijo...

mientras haya en el mundo alguien con las manos abiertas en lugar de mostrar puños, hay esperanzas.

Ross dijo...

La verdad es que son unas lindas manos... es tuya la foto???

Gabriel dijo...

Anónima (or should I say Mom?): igual no se dejen engañar, no se cuanto tiempo voy a poder sostenerlas así

Ross: gracias por el piropo :D Las manos son mías, sí. La foto y el fotoshop para sacarle las giladas de fondo, eso lo hizo Flo ayercito nomás. (Gracias otra vez por la visita, chicos :D)

Acá hay más cosas de esta niña, mi AMIGA :P

http://www.sobreunpetalo.blogspot.com
http://www.fotolog.com/sampita

Erdosain dijo...

La vida de la vida es larga. Depositame $50 en mi cuenta por favor... o entre gitanos no vale adivinarnos la suerte?

Gabriel dijo...

Si querés la guita decime algo que no sepa. Jajaja

Ahora.
Digo yo, ¿no?


De que me sirve tener la línea de la vida así de larga?

La cuenta regresiva quedó en 9.

Mis manos siguen allí, pero ahora por una cuestión de compromiso con mis valores... sí, sí... los tengo.
Esta última aclaración es para cierta gente que tal vez ronde por aquí de manera incógnita. Aquellos que siempre me tildaron de perseguido, de egocéntrico... pero que los hay los hay.

En un rato seguimos con la transmisión de nuestros respectivos programas

Alex dijo...

Ah! por un momento creí que en un acto de autoflagelación para expiar quién sabe qué te cortaste un dedo. nene, alcanzame la coramina, esto no se le hace a una señora mayor. Ah! y por qué no comentás más en mi blog? Fiaquita?
Besotes enormes para vos.

Gabriel dijo...

Ale, la situación da para autoflagelarse, pierda cuidado, pero habría que operar un poco más abajo si es que las manos están así. Si las manos estuvieran en posición de reposo orientaría el escalpelo hacia el medio... creo que me va siguiendo, no?
Ahí le alcanzo el pastillaje, se lo cambio por un nervocalm grageas.
En cuanto a su blog, le pido mil disculpas, con tantos comentaristas ilustres me inhibo. Lo dejo para temas más facilongos. Ya sabe, es mejor callar y parecer idiota y no abrir la boca y no dejar la más mínima duda :P
Le devuelvo el beso, y un apretón de cachetes para la chinita.

Ok, al gaucho un abrazo.

Alex dijo...

excusas, excusas, es un placer tenerte en mi blog.
Y me asustó la imagen, corré un poquito el escalpelo que me pongo nerviosa mal.
Gracias por los saludos serán dados.
Besoabrazo

(ya te dije que detesto la verificación de palabra? Detesto)

Gabriel dijo...

No te quejes del letrerío verificante... peor es casarse y vivir con los suegros :S

Karina dijo...

Lindas manos las tuyas y preciosa la historia que contaste con Asilo en tu corazón.
Saludos