16 de enero de 2007

Adioses

Hay muchas formas
de despedirse
dando la mano
dando la espalda
nombrando fechas
con voz de olvido
pensando en nunca
moviendo un ramo
ya deshojado

por suerte a veces
queda un abrazo
dos utopías
medio consuelo
una confianza
que sobrevive
y entonces triste
el adiós dice
que ojalá vuelvas



Mario Benedetti

24 comentarios:

Cecilia dijo...

Ay, que vuelva!!!! que vuelva!!!
que vuelva!!!!! (me dio como ternura y tristeza a la vez)

Y además: que mañana sea sábado, que mañana sea sábado, que mañana sea sábado :P

Un beso, Don Gabriel!

Gabriel dijo...

Ojo que no es lo mismo Que vuelva!! Que vuelva!! Que vuelva!! que Ojalá vuelvas... fijate bien. Fijate en esa cuestión de adrenalina que escasea en el poema. Es más una mansedumbre que un deseo ferviente.
Como antídoto te dejo una estrofa de una canción de mi amigo Coqui

Vaya uno a saber
lo que pasa con volver
Si volver en realidad
no es un reencuentro? ;)

Cecilia dijo...

Si, no es lo mismo. Pero lo mio es tipo las porristas, con los plumeros hinchando, saltando y cantando por la vuelta!!!!! Lo mío no es mansedumbre.

Y en cuanto a la estrofa, si no hay reencuentro hay miradas nostálgicas, hay recuerdo, hay buenos momentos compartidos. Y hay crecimiento y aprendizaje que es creo el secreto de este incesante caminar en la vida.

Muy lindo poema. Y ese breve de Saramago creo que es me encantó.

Besos!!!

Checha dijo...

Lo mejor es el "hasta entonces", y que el entonces sea cuando tenga que ser.
(Enredado como quedó, aclaro: volvé!)

beacriz dijo...

Siento como que hay una aceptación del adiós para siempre. Desesperanza (asi se dice?). Un vacio.

La Maga dijo...

Cuando vengo a este blog suyo primo, solo se que me perdi algo o estoy demasiado ida para entender...no me gusta el adios, asi lo escriba Benedetti, cuando digo adios ya se que es para no volver aunque me lo pidan o sea al reves...me gusta el hasta pronto o nos vemos,por lo menos se que ahi, hay una esperanza...

No sabia que era poliglota...lo que una desconoce de los parientes...

Magic dijo...

Estas historias de adioses me matan.
Es tan triste cuando nos damos cuenta de que aquello que sentíamos eterno, también tiene fin!

Y cuando queda una abrazo... ahí es delicado. Cenizas quedan?

Beso, Gab

Erdosain dijo...

Y me cayó en el uruguayo no más... lo veía venir eh, creáme que lo veía venir... Vamos viejo, levante de una vez!

Muchacha Ojos De Papel Higienico dijo...

aaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh
me matoooooooo


QUE BUEN POSTTTTTTTT!!!!!!!

groso groso mal
posta
asi tipoooo... nose, groso y punto..

jajaj
no enserio fuera de joda
me encanto

muah

Gabriel dijo...

Ceci: hhmmm... Benedetti con porristas.. :S
El breve no es de Saramago pero gracias igual ;) esa era la idea

Checha: No quedó enredado, quedó clarísimo :D

Beacriz: ahora nos vamos entendiendo ;)

Maga: Ahí le va un mail con el update así no se siente perdida ;)
Soy políglota sí... soy glotón de muchas cosas ;)

Magic: Queda un abrazo y dos utopías, segun don Mario ;)
Cenizas? hmmm.. no se. Con este viento.. :S

Erdosain: Jajajajaja!!
Descuide compadre, a este uruguayo lo sigo desde chiquito. Benedetti es un groso y le aguanto los trapos ;)
Ya levantaré, todo a su tiempo. Gracias por los buenos deseos! :D

Sol dijo...

Yo no me marcho, y odio las despedidas.
Asi que acá me tendrás de a poco pero con mis pequeñso regresos.
Ando rindiendo, o al menos tratando de salir del paso, no me extrañes demasiado.
Respecto a lo que decias en mi blog, no manejo, pero en cuanto lo haga le llevo dar un paseo caballero, mientras tanto, mejor soñemos.
Y nada de despedidas, solo esperanzas de reencuentros.
Haceme caso, por ahi te encuentro en msn y te detallo a que me refiero con un ejemplo viviente.
besos miles

Cecilia dijo...

Sorry, Galeano era. Es el viejazo, que me afecta la memoria.

Beso.

Alex dijo...

A veces nos toca decir adiós. Pero después nos toca inaugurar un hola. Le tengo confianza al futuro "cómo estás". Que no decaiga, nene, lo mejor está por empezar.

Boo dijo...

siempre es grato leer a Benedetti: UN GROSO!!!
beso Gabi!

Erdosain dijo...

Y? Va a venirse al taller o no?

Gabriel dijo...

Sol: Gracias por la charla de esta mañana :D Besotes!! :)

Cecilia: De qué me estás hablando?
Quién sos?
:S


jejeje

Alex: Vos y tu bendito vaso medio lleno!!!
jajajajaja!!! (You know... laughing instead of crying)

Boo: Siempre, siempre, siempre!!
Gracias por tu visita! te estaba extrañando, desaparecida. Se ve que te estás castigando en la rambla ;)

Erdosain: Hasta ahora voy. Te aviso más sobre la fecha asi perpetramos el postergado ataque a una heladera llena de Quilmes ;)

Cecilia dijo...

Yo soy su angel de la guarda. Me acaban de dar un mensaje, para que le diga que todo lo bueno y lindo está por venir, que arriba los corazones y que queremos nuevo post enseguida. :P

Beso.

Tyria dijo...

Qué fuerte es el adiós y cuánto nos pesa...
No es un "hasta luego", ni siquiera un "chau" argentino, es un "hasta siempre en el recuerdo" porque nunca más no volveremos a ver...
Si no, uno no dice adiós, no invoca a las corrientes a que se lleven lejos lo que no queremos dejar ir... Resistimos con fuerza los embates de las marejadas, nos aferramos al cabo, somos la amarra más fuerte...
Decimos adiós, cuando soltamos el cabo, cuando el puerto de nuestro muelle se prepara a recibir otras naves, o cuando necesitamos el salitre de otras latitudes...

Gaby dijo...

Tuvo sabio , don Mario...a mí no me gustan las despedidas, siempre estoy deseando la vuelta ( salvo excepciones, claro!)
Besos

Cecilia dijo...

¿Dónde anda don Gabriel????

Beso.

Ale. dijo...

Ale_ El adios es la utopía de que ojalá vuelvas.
Desde que Bach dijo: Ningún lugar está lejos hasta que Cortés le retrucó : Cuando un amigo se va... los sentimientos son antagónicos. Yo creo en los dos, en su alternancia.
¡ Y en el primero gracias a la INTERNET y a la posibilidad de que los web-nautas seamos lo más sinceros posible al escribir para poder sentirnos más cerca en la distancia.

ALE

Mery dijo...

Y hay despedidas que ni siquiera pudieron ser dichas, hay despedidas que no se convierten en tales más que cuando nos damos cuenta de que aquella fue la última charla... no fuimos concientes en ese momento de que esa, esa y no otra, era la despedida.

Perdón, iba a decir que era muy triste el poema, y me contagié... ¿será el día que llueve mucho?

Definitivamente es por el día. Porque hay despedidas que aunque dichas a media voz, y pensando en otra cosa, no por eso dejan de estar muy bien dichas y despedidas. He dicho.

Beso grande!

Erdosain dijo...

Post Nuevo, ya!

Cecilia dijo...

Para cuando, joven!!
Para cuando, joven!
Para cuando, joven!!!
Para cuando....


(¿Dónde está Gabriel???) ¿Cuándo nuevo post??

Un beso y espero que estés bien y por eso nos tengas abandonados a tus lectores!!!