23 de diciembre de 2009

Verano en una nueva navidad



Hay otra magia en el aire. Una magia que apenas puedo reconocer como mía, en los ojos de mi hijo, en la ansiedad con que espera estas horas, estos días.
En otros tiempos las fiestas de fin de año eran otra cosa, con mucha familia alrededor y sus respectivos despelotes. Eran tíos, padres, abuelos, algunos primos. Las navidades que recuerdo ya eran con el conocimiento que los regalos los traían los padres, pero aún así no podía descubrir en qué momento los ponían bajo el arbolito -tal vez porque lo hacían mis tíos.
No sé cuánto tiempo más mi hijo va a tener esta ilusión y espero que el conocimiento de la verdad no le pegue mal, desde el lado de la bronca, como les pasa a algunos. Espero que entienda que es para alimentar una ilusión y pasarla lindo. Hay fantasmas e ilusiones como ésta que hasta son deseables.
Por estos días, con este calor y el olor en el aire de algún pollo a la brasa, me transporto a los años en que nos juntábamos en la casa de mi abuelo a reír y divertirnos, a pasarla espectacular, a caer literalmente al piso de la risa.
Pero como todo en la vida, las cosas se van diluyendo, cambiando; hay más seriedades, hay más ausencias, a muchos la vida nos atropelló y quedamos malheridos, otros renguean apenas y pocos, muy pocos, caminan con confianza y seguridad, con esa alegría que da desconocer la tragedia.
Brindo por todos, donde quiera que estén, con quienes quiera que estén, como sea que estén. Brindo por los que se fueron y volvieron, por los que ya no vuelven, por los que aparecieron desde otros lugares y familias y a algunos de nosotros nos resultan desconocidos. Brindo por los que recién llegan y por los que nunca llegarán. Brindo por lo que somos gracias a lo que fuimos, brindo por lo que seremos gracias a lo que somos. Brindo por lo que nos queda y lo que nos falta y por que la rueda siga girando y las almas regresando.

Hoy somos como cuerpos sin historia,
familias repartidas por la tierra,
estrellas que se encienden y se apagan
en el árbol de otra navidad,
un resplandor, un grito en la inmensidad.

Y somos fiebre y flor
y sed y sangre nueva.
Cambiamos a Dios
por un puñado de promesas de metal.

Los puedo recordar rodeando el fuego,
jugando a ser más fuertes cada día,
hablándome de amor,
del tiempo que perdí,
del canto, de la lluvia y la tristeza.

Silencio en estos largos corredores,
silencio en este viaje sin regreso,
silencio en esta casa sin memoria
y yo dispuesto a todo, por vivir
siempre estaré con la mano en el corazón
mi amor.







14 comentarios:

DudaDesnuda dijo...

¡Cómo me gusta que me recibas con Silvina!!! Y con tus palabras, claro, con tus recuerdos y mañanas. Por eso, a brindaaar. A brindaaaaar!!!

Besos y corchos

Tita Lamberto dijo...

Uninvited!!!
CHIN-CHIN!!!
Gracias por tus palabras amigo, por estar, por hacerme reir con tus comentarios y por hacer el esfuerzo de viajar en enero para juntarnos en "nuestra cantina" jejeje!(si me escucha Zorgin me caga a patadas!)
Besos y Felicidades, cariños a tu nene!

Uninvited dijo...

DD: Me alegro que te guste!! :D
Gracias a vos por pasar, por estar, por todo!
Chin chin!!

Besos y uvasales ;)

Tita: Kampai!!
Gracias a vos por tu buena onda de siempre!
Nos vemos en "nuestra" cantina, Zorgin no es de coparse mal así que metele para adelante ;)
Besote para vos y los tuyos, nos vemos en enero :)

GABU dijo...

TOCASHO,me hiciste humedecer los ojillos porque lograste desencriptar remembers que para mi significan muchìsimo,como por ejemplo,aquellas veces en que el patètico corcho me pegò en la nuca y fue justamente ahì cuando comencè a huir ante el temor de otro corchazo!!
jajajajajajaajajaj

En mi caso tambièn habìa demasiado rejunte y todo era moooooooooy ruidoso,pero nada se comparaba a sentarme junto a mi abuela mientras cenàbamos y ella me inundaba con su sabiduria mientras yo opCvio no hacìa màs que fastidiarla...

P.D.:Los tiempos al igual que nosotros,cambian y algo bueno de esta etapas que todavìa estamos digiriendo vamos a sacar... :)

Brindo por vos,por tus palabras,por tus encuentros y por todo lo que nos queda pendiente pergeñar!!

DESDE ÈSTE AGNOSTICISMO TAN MÌO TE DESEO UNAS HAPPY MERRY CHRISTMAS ♣

BESOTONES =)))
Yo,el año todavìa,por càbala no lo despido,vistesssssss??

Uninvited dijo...

Gabu: Hic! shalú y provecho!
(entendeme, recien salgo del asado en el laburo, dsp te contesto como te mereceés ;)
besotes y feliz NO fin de año

hic! ..

Marina dijo...

queeee lindo lo que escribiste...

un beso cargado de la mejor onda desde mvd, la capital del medio y medio, ya que no del fernet.

y nos seguimos viendo en el cyberespacio...

salú!!!

Guada GN dijo...

Me pasa lo mismo. En mi recuerdo las Navidades eran otra cosa. Parientes por todas partes, si mal no recuerdo. Y ahora, si bien sigo acovachando un pedazo de magia dentro mío - porque soy de esa gente que todavía cree que en alguna parte Papá Noel existe, aun cuando ahora soy yo la que pone los regalos - los grandes acaparadores de ilusión son los cachorros, y creo que pocas cosas son tan fantásticas - tan fabulosas, tan mágicas - como distraerlos para poner paquetes y luego disfrutar de la alegría y el asombro con que corren por la casa, diciendo a todo el que quiera escuchar, que Papá Noel pasó pero rapidísimo, porque es muy tímido, pero que ellos algún día lo van a atrapar.
Así que nada, levanto la copa porque las Navidades sigan siendo mágicas, aun cuando nunca sean las mismas.
Felicidades.

Todos Gronchos dijo...

Felices Fiestas para todos!

zorgin dijo...

y si...
brindemos!
porque estamos, y dejamos huella, que es lo que importa.

Uninvited dijo...

Marina: Me aleeeegro que te haya gustado :)
Un beso desde cba, la ciudad del medio (del ispa). Se vemo! :)

Guada:
con permiso, te cito "pocas cosas son tan fantásticas - tan fabulosas, tan mágicas - como distraerlos para poner paquetes y luego disfrutar de la alegría y el asombro con que corren por la casa, diciendo a todo el que quiera escuchar, que Papá Noel pasó pero rapidísimo, porque es muy tímido, pero que ellos algún día lo van a atrapar."
Me encantó, es tal cual :) La magia de esperar los regalos se transformó ahora en este juego de escondidas. Al menos yo lo disfruto tanto como mi hijo (y algunas veces sobrinos) disfruta encontrar los regalos :)
Un besote y felices fiestas :)

Mr. Groncho: Espere que deje en la mesa el pan dulce y la sidra que me regaló mi jefe radical... dice que ellos no inventaron esto pero...
Ahora sí: Felices fiestas, señor! :)
Salú, champú y vagancia! ;)

Zorgin: Brindemos estimado, gracias por su paso por acá, otra presencia que engalana este humilde espacio ;)
Salúp... hic

Nick dijo...

Sale un brindis de fin de año. Brindo por que no nos olvidemos de los que no están (y vale la pena recordar, hay algunos que más vale tenerlos lejos) y por que no nos olviden a nosotros (que tanto un poquito de ego hay que tener), por una muleta para los rengos; pero sobre todo, por mantener siempre la ilusión, aunque estemos más cerca de la parca que de la cuna.

Un abrazo y feliz año.

*AntagoniSta* dijo...

Brindo por lo que nos queda y lo que nos falta...

Pucha, que lindos motivos para brindar!

Salud, Gab!

Feliz, feliz 2010!

Uninvited dijo...

Nick: haceme acordar que el brindis del año que viene (si sobrevivimos) te lo encargo a vos :)
Qué me podés cobrar? :p
Chin chin, che :)

M.I.: Hola perdidaaaaaa!!!!
:D
Qué alegría verte por acá! :)
Salute y que sigan los éSitos!
Chuick!

Luisa dijo...

Acá pasa del 10 de Enero...pero como dice el bueno de Zorgin las huellas que vas dejando permanencen (y ahora mismo estoy leyendo aquí arribita, que las pelusas también)
así que vale lo que recuerdas y compartes para cualquier día del año.
Te dejo un beso y mis ganas de volver a mirar debajo de la alfombra.
Abrazos!!