10 de noviembre de 2010

Si depusieras tus armas...


Un hermoso domingo de otoño que transcurrí disfrutando de la belleza del día. En este momento, el pan de calabaza horneándose llena la casa con un aroma a vainilla y especias. La chimenea que alumbra, el sonido de leños estallando. Calma. Recostado en el sofá, relajándome, pensando...
Escribo. Espero.

Con el tiempo he vivido inicios y finales. Recuerdos que me hacen sonreír, algunos que convocan lágrimas a mi alma, obligándome a tener en cuenta que no habrá un solo momento de alegría o dolor que no vaya a ser evocado. Atesoraré los comienzos y ahora entiendo que algunos finales nunca son definitivos, por lo que no hay razón alguna para lamentar las despedidas. Se desvanecen tenuemente sólo para regresar más luminosos que antes. Vuelven porque hay sentimientos que el tiempo no puede minimizar.
Te sentás tranquilamente, te reís a carcajadas, seguís con tu vida, y esperás el regreso. Después de todo, el verdadero amor nunca se apaga. Perdura, flota a tu alrededor como una voluta de humo que se desdibuja como si desapareciera para siempre, pero si cerrás los ojos, momentos después, días después, meses después e inhalás.... todavía podés sentirlo, olerlo, desearlo.
Algunas cosas nunca cambian, algunos sentimientos nunca desaparecen, te siguen envolviendo. En cada cosa que hacés. Son tan parte de vos que sin ellos te sentirías incompleto. Existen en la ínfima chispa que crece en el fuego rugiente, como el que estoy observando mientras estoy aquí recostado. Está en la negra noche, por fuera de la ventana, donde puedo escuchar el viento atravesar las ramas desnudas de los árboles, diciendo mi nombre despacio, como alguna noche -en susurros- fui nombrado. Están en un mail -de una sola línea, temprano a la mañana- "it's like slow dancing in a burning room", recordándote que el latido que escuchás no es sólo el tuyo: alguien te está llamando al tiempo que también lo estás llamando. Es como la promesa de que el sol y la luna fueron hechos el uno para el otro y que uno siempre seguirá al otro, por toda la eternidad. No son el uno sin el otro.

Escribo. Espero





 ♫

*Texto original de Monique Breton en Este blog. Gracias Moni
*Traducción libre (o sea... lo que me salió): Uninvited

*Corrección hecha (gracias Pal). "inalar" por "iHalar"

11 comentarios:

Alex dijo...

maravilla, como las que escribís vos, o sea...

GABU dijo...

"...alguien te está llamando..."
Y sonò el celular,CHANNNNNNNNNN!!!

"...al tiempo que también lo estás llamando."
Jurotè que ni en mis pesadillas màs diabòlicas lo hubiese llamado!! :/

"Es como la promesa de que el sol y la luna fueron hechos el uno para el otro y que uno siempre seguirá al otro, por toda la eternidad. No son el uno sin el otro."

Hay veces en que me parece que uno se confunde los satèlites tambièn... ¬¬?

BESOCHIS

Uninvited dijo...

Cuando puedan visiten el blop de esta pibita... escribe muy lindo :)

Gracias :)

Luisa dijo...

Escribo. Espero...
Muy lindo (y nutritivo).

Marie dijo...

Espero. garabateo a veces el aroma de la vainilla cuando la leña no arde pero hay estufa.
Y esta es la única alfombra en la que es bueno mirar por debajo...

Beso Gaby

Uninvited dijo...

Luisa: Nutritivo por el pan que se está horneando? :P jeje
Un kiss :)

Marie: Hola doc! tanto tiempo! Me alegro que no se ande metiendo bajo cualquier otra alfombra, no es bueno para la alergia :P
Un beso pibita, gracias por pasar :)

bosquedepalabras dijo...

hoy amanecí con Manuel García y la danza de las libélulas, así que tenías el camino abonado. Te leí y me dió una alegría tan grande... si ahy algo del buen amor que lo identifica es la confianza que volverá.
(Aunque sea de otra manera y desde otra esquina. Quien quiere bien vuelve cuando corresponde y si no vuelve manda con el buen ejemplo al que tenga que venir)
Un beso.

ps inhalar creo que es con hache. (yo que soy la reina del descuido, me vengo a dar cuenta de este resbalón)

Uninvited dijo...

Bosque: (sos Pal? la misma? Espero que tanto usté como Manolo y las libélulas hayan amanecido muy bien :)
Me alegro que le alegre el texto y la esperanza que da la idea del buen amor que siempre vuelve. Perdón por la insistencia pero le/s recuerdo que este texto es de Moni. A ella los comentarios.
Por mi parte, me hago cargo de la traducción y prometo ir YA MENTE a corregir ese iNAlar que quedó tan feo. Se lo cambio por su AHY, quiere? jajaja
Un abrazo y bienvenida (por si lo olvidé) :)

rastelman dijo...

"algunos sentimientos nunca desaparecen, te siguen envolviendo" y por eso son sentires y no pensares y estarán cerca para disfrutarlos a veces y penarlos otras

muy lindo

Checha dijo...

Buen dato el de esta chica. Anotado.

Ahora...

Cómo consigo el libro del barrendero en las inmediaciones de Campana?

Uninvited dijo...

Checha, ahí te fue un mail. ;)
Gracias