13 de noviembre de 2005

Feels like home

Volver a vos es volver a casa. Es volver a recorrerte, perderme en mil historias diferentes, reconocer tus huellas en las caras de otros hombres. Es charlar con vos en voz alta, sentado en un café sin temor a las miradas indiscretas: nadie se sorprende ya de un loco hablando solo. Volver a vos es volver a perder de vista los amaneceres y los ocasos, es descubrir la luna cuando ya no hay más remedio, por inalcanzable, por gélida y arrogante.
Volver a vos es sumergirme otra vez en el vértigo de tus días y en la alocada carrera de tus noches. Es no tener otro minuto siquiera, para contarte y preguntarte, para aferrarte y dejarte ir, para seducirte y rendirme a tus pies, para tentarme y esperar que me pruebes. Volver a vos es esperar que me llames y no me dejes ir otra vez; es sentir que me necesitás aunque todo sea mentira y acabemos reconociendo, en los escasos silencios, con un susurro, que quien necesita de vos soy yo.
Volver a vos por unas horas no me alcanza. Volver a vos no deja de ser otra forma de extrañarte cada día más; es querer que el tiempo se detenga y que sin embargo siga; es notar todo lo que cambiaste todo este tiempo y cómo igualmente seguís siendo la misma, la anhelada, la cuna y la tumba.


La mañana lanza llamas
desde su herida, débilmente.
Caleidoscopio de ciudad y vos tan sólo,
tu ropa está vacía.
Y tan lejos del hogar estás que todo sueño duele más.
Y ya no hay forma de recomenzar.
Los gorriones se suben a todo armiño luminoso.
Tango de caras, organillero distinto
sentado en la avenida.
Y ya nadie te escucha nunca.
Desolado el hombre perdido
entre camionetas quemadas en aserrín
habrán marcado su mirada como a una huella
y ésta siempre se diluye como ojos, barro, cielos, todo...
Bajo Belgrano, amor ascendente,
es ella quien te busca donde vos no estás.
Y es que toda tu canción persistirá
siempre, siempre, y hasta en el turbio río...
Horizonte, litera de casas,
perpetuo remolino y mediodía distante
y vos estás tan sólo, loco, iridiscente
tu ropa está vacia.
Y ya nadie te escucha... nunca.
Todos dicen que quizás el amor vuelva un día
si es que este muro se logra derribar.

2 comentarios:

Monique dijo...

I've missed you my friend. I will write soon.
Kisses

Tyria dijo...

Volver... Con la frente marchita las nieves del tiempo platearonm i cien...
Sentir que febril la mirada errante en la sombra te busca y te nombra...
Vivir con el alma aferrada a un dulce recuerdo...

No sé cual sea tu casa, pero Yo, fuera de Bs as me marchito..