1 de febrero de 2005

Premoniciones?

Días atrás escribí dos o tres líneas con la manifiesta intención de perder un poco más de tiempo al amparo del bendito aire acondicionado de un ciber mientras esperaba que algún transporte me lleve de nuevo a casa. Lo único "real" de eso que escribí era el fresco y las mínimas ganas de irme de allí y un leve dolor de cabeza totalmente atribuible al calor reinante en Rosario. Pero así como esos repentinos y helados silencios que delatan aparatosamente el paso indiscreto de un ángel en la multitud, andaban un par de conceptos dando vueltas por un ambiente totalmente ajeno a lo que mis infinitesimales percepciones (llamadas así en virtud de una generosa exageración) deberían estar acostumbradas, quiero decir que si puedo llegar a ser capaz de percibir mínimamente algo, sería lo más lógico que suceda en un ambiente un tanto más familiar. Nunca sabré por qué aparecieron en ese lugar y en ese momento las palabras que describen de forma tan clara a la ventana de enfrente por donde entra el sol. Lo cierto es que por unos días terminé durmiendo en esa habitación donde el sol entra antes que en otros lados y me despierta. Tampoco sabré de qué forma llegó a mí la idea de una tira de pastillas que se están terminando, pero asombrosamente me encuentro ahora frente a la cercana probabilidad de ingerir dentro de poco tiempo, algún medicamento que me ayude a llevar tanto peso y poder tener así el resto de humanidad libre para poder cargar con esos 13 kilos y pico de existencia que no pesan más que en una idea de cansancio en los brazos pero gracias a los cuales decidí que ya es hora de tirar el acoplado a la banquina y tener esos brazos libres para jugar y la cabeza en calma para aprender. Tampoco entiendo por qué hablé de una nota. Y por qué invertí los roles en términos de emisor-receptor? Yo no dejé una nota sobre la mesa... fue peor. Y la idea del "control remoto"? Quién tiene el control? Algo/alguien remoto, nada menos. Yo ya no decido nada, nada me responde. Y sigo sin entender de dónde saqué esas ideas antes que todo pase. Será que debo prestar más atención a lo que pasa a mi alrededor? Será que tengo entonces la capacidad de ver esas cosas antes que pasen? Y si así fuera, tengo la sabiduría para enfrentarlas y dar la cara a la verdad, poner la otra mejilla?
Tengo miedo. Tengo miedo de captar otras ideas y que no me gusten nada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

"el dolor de cabeza, la falta de certeza no me dan tregua"
Besos!
Belen

Mafi dijo...

El problema no està en captar las ideas antes de que sucedan sino en saber què se va a hacer cuando suceden. Y està bueno que liberes los brazos y te decidas a jugar y a aprender. Mientras consigas hacer esas dos cosas te aseguro que no vas a tener miedo. Nada causa màs miedo que la inacciòn.