1 de septiembre de 2005

El título dejálo para el final (Orsai - todos los redechos reservados)


Ya de solo verte entiendo que estás enojada y no te quito razón. Pero si al menos me dejaras explicarte mi situación trataría que se te pase de alguna forma el malhumor. Pensá en que a partir de ahora todo se va a complicar, que va a ser doloroso y absoluta y definitivamente tarde para casi todo. Si a alguna situación se le debe poner el rótulo de fuerza mayor, sin duda es ésta. Sentate un momento, calmate y escuchame... no necesito que me respondas si no querés, pero al menos dejá que te explique. Y no revolees el vestido sobre la cama ni te sientes sobre él, lo vas a arrugar todo y al final el esfuerzo que hiciste... Mirá, muchas veces me habrás oído decir que en este tipo de cosas es difícil encontrar "un" culpable, básicamente porque no hay quien declare a favor o en contra ni de una parte ni de otra. Sumale que en este caso hubo varios factores... y sí, terceros y los imponderables de siempre aunque suene a frase hecha. Hace una semana que me venía preparando para esta noche. No empieces a pensar que no le daba importancia. Había trasladado un par de compromisos que sabía perfectamente que me iban a requerir más tiempo y dedicación absoluta, estaba con la mente totalmente puesta en la cena de hoy y no me lo podés negar: vos me acompañaste a comprar zapatos nuevos y a pedirle prestado el traje a mi hermano. Con lo que odio esas cosas! Pero estaba totalmente dispueso a usarlas y sin ninguna objeción, que semejante ascenso no lo recibe cualquiera hoy en día y tan seguido. Pero volviendo al tema, lo importante es que me adelanté (todavía no entiendo cómo pude hacer tan rápido) para contarte ésto y que no te enteres por boca de terceros porque va a ser peor y yo te conozco. Si ya estás enojada y nerviosa y no me dejás hablar...! Podrías quedarte un poco quieta y dejar de ir de un lado para otro? Entendé mi posición, ésta es la primera vez que me pasa y no se cómo manejarlo. Ya de por sí me cuesta tratar de hilvanar algo coherente, más difícil se me hace seguirte y hablar, nunca pensé que iba a ser tan jodido todo esto. Pero insisto en que no fue mi culpa como tampoco fue culpa del que manejaba el otro auto, si vos sabés perfectamente cómo son estas noches de niebla, los camiones con la cosecha y la imprudencia de siempre. Todavía no puedo explicarme yo mismo que pasó, pero estoy haciendo un esfuerzo como para poder contarte, ya te dije, antes que vengan otros y te lo digan... pero bueno, pasó y ya no tiene arreglo por más esfuerzo que estén haciendo en este momento... viste cuando tenés un presentimiento? No se porqué, pero tengo una certeza como nunca la tuve en mi vida. A decir verdad tengo muchas certezas en este momento... no se... es como una claridad de conceptos inimaginables, pero como de las cosas de ahora en más y no quizás de las de antes.. será por eso que no puedo recordar mucho qué pasó. Y sí, creo que lo mejor será tratar de ordenar lo que vendrá que va a ser jodido, ya lo se... y me da pena, no creas. Pero una pena esperanzadora si es que cabe semejante contradicción... como que todo va a mejorar. Tengo ese presentimiento que vas a entender muy pronto y que vas a salir adelante con todo lo nuestro... como si yo de alguna forma te hubiera estado trabando y a partir de esto los caminos se te abrieran con una mejor perspectiva. Lo veo, no me preguntes cómo pero lo veo y lo siento. Los chicos están durmiendo en casa de tu vieja, pasé por ahí recien. Están bien y creeme que lo van a superar tal vez hasta más rápido que vos. Dale, sentate y atendeme, estoy haciendo un esfuerzo enorme para llegar a vos... ya ves, quiero contarte esto y muchas otras cosas. Siempre nos terminamos arrepintiendo cuando no pudimos hacernos un momento para contarnos todo y al final notamos que ya es tarde... Pará! adónde vas? Eso fue el timbre? Dejame que termine...! o que empiece... esperá...! Bajá con cuidado, sacate un poco esa bronca, yo se lo que te digo... Por favor, tomátelo con calma... que el policía no tiene la culpa, pobre... demasiado con que tiene que pasar por este momento para que encima le pegues... quedate tranquila que yo te acompaño y no lo acribilles a preguntas al pobre tipo, si es lo que te estoy tratando de explicar... si tan solo pudieras serenarte... no puedo llegar a vos de otra manera por más que grite, eso que una vez fue mi voz no llega más que en brisas de silencio a tus oídos. Tampoco te das cuenta que te estoy abrazando... mucho menos podrás entender que también estoy abrazando (pero esto que tengo no son brazos, es sentimiento puro) a los chicos y los estoy besando a los tres y les estoy diciendo que los voy a ayudar y voy a estar a su lado todo el tiempo que sea necesario.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

no, qué tristeza :(
excelente texto Gaby, me pareció muy Cortázar...y me corrió una sensación fría por el cuerpo mientras lo leía :s
en fin, excelente, para el próximo certamen.. digo...

yor

Mery dijo...

sí, iba a decir lo mismo, triste, pero muy bueno!
siempre la muerte es más difícil de entender y sobrellevar para los que quedan acá, que para los que se fueron.

NaHuEl dijo...

ehmmm....
el final se ve venir desde temprano :$
perdón :$
mejor me voy :$

Silvana dijo...

Tal vez el final se deje ver desde temprano, a decir verdad desde la mitad del texto, lo cual no empaña en absoluto la excelente descripción de sentimientos; al contrario, creo que la hace más fuerte y real aún.
Excelente, si ya sé, esto está demás... pero bue...

Mery dijo...

coincido con Nahuel y con Sil... llega un punto en que sabés que está muerto, pero no es que hay algo concreto que te lo diga, sino que empezas a atar cabos. Te das cuenta de que está muerto, y sin embargo, sentís como te tendrías que haber dado cuenta. Y que además la intención del texto no es que no te des cuenta de que está muerto, sino como dice Sil, toda la descripción de sentimientos. No cambia en nada al texto el hecho de que te des cuenta de que está muerto, antes del final...
creo... opino...

:$