5 de febrero de 2007

Futurología trasnochada (o cómo esperar el sueño siguiendo los consejos de Valeria

Cuando era chico, pongamos entre los 10 y los 12 años, o sea allá por los 70 y algos, mi abuelo me legó una colección de suplementos del diaro La Razón. Ayer, Hoy y Mañana se llamaba. No me acuerdo cuántos tomos eran ni cuántas revistas formaban cada tomo, pero sí me acuerdo que eran muchos y, lamento reconocerlo ahora, los fui perdiendo poco a poco.
Esas revistas, por aquellos años, me resultaron poco menos que sagradas, me volaron la cabeza, me hacían volar al leerlas. Tenían, como su nombre lo indicaba, cosas de la historia, cosas del presente pero, más que nada, cosas del futuro. Cada dos renglones se hablaba del año 2000, del siglo XXI... el FUTURO!! Faaa!! Para el año 1984 (guiño facilista) no iba a haber rincón del planeta que no nos fuera familiar, no iba a haber nada que no supiéramos del otro ni que el otro no supiera de nosotros. Ya para el año 1998 el Hombre iba a establecer de manera definitiva sus dominios en el mismísimo Marte, teniendo a la pobre Luna (que ya se había comprobado: no era de queso) como escalón para tomar impulso y a las estaciones orbitales para tomar un feca y estirar las patas de camino al resto de la galaxia. Para el 2010 el contacto con extraterrestres iba a ser cosa de todos los días y viajar a París (PARIS!!!! Escuchamelós!! Quién mierda se acuerda de París hoy??!!), viajar a París, decía, iba a ser cuestión de apretar un botón en nuestro reloj pulsera (los dibujos –que no había gráficos en 3D en esos días- los mostraban con agujas!), y una especie de funicular montado en un monoriel magnético nos dejaría en cosa de minutos en el mismísimo ascensor de la torre Eiffel, ya convertido en esfera plástica con función antigravitatoria.
En el año 2000, decían, uno iba a poder hacer las compras mirando y eligiendo por televisión (unas pantallas así grandotas en marcos de madera de roble, nada del monitor de una laptop navegando en Deremate.com) las mandarinas y pidiéndoselas por micrófono al verdulero de bigotazos negros, pongamos. Luego, el muy atento despachante pondría la fruta en una bolsa de papel madera (Ziploc, zafaste!), se los daría a un robot con pinta de haberse escapado de la serie Perdidos en el espacio, el bicharraco de hojalata se montaría en una especie de plato volador con cúpula de vidrio (nunca vi en esas revistas la palabra “policarbonato” siquiera), y llegaría volando a nuestro departamento ubicado un poquito más arriba de la última nube, algo así como en la estratósfera que una vez soñara visitar nuestro ex-presi, Bolud-El-Kotur.
Las comunicaciones, siempre por reloj pulsera y ocasionalmente un zapatófono 86, iban a ser instantáneas y universales. Todos, grandes y chicos, negros, amarillos, rojos, verdes y blancos, hombres o mujeres, íbamos a poder tener esos relojes con pantalla y micrófono e íbamos a hablar mirándonos las caras sí o sí... con lo que ello implica! Reíte de los SMS mentirosos onda “Mi amor, no sabes cómo te extraño, estoy en este seminario en Mendoza re-sola, no conozco a nadie y... nada... te extraño”, y resulta que la dama en cuestión estaba palo y palo con un compañerito de cátedra! Pero bue... sms que no transmite imágenes, corazón de marido que no siente.
Hace falta decir lo lejano que se veía todo en ese entonces? Me mareaba. Te juro que lo intentaba y me mareaba. “En el año 2000 voy a tener... 32 años!!!” Dios mío!! Iba a ser más grande que mi viejo en esos días!
Llegará alguna vez ese momento? Y si los chinos? Y si la contra nicaragüense? Y si los misiles de Cuba? Y si Reagan? Y si los rusos no aman a sus children chuu? (Sting, desde ese tema te odié, sabelo... imperialista del orto!!)

Los ochenta.
Yo estudiaba electrónica y después computación. Soñaba inventar la tele en cristal líquido y en 3D, soñaba con comunicarme con desconocidos de todo el mundo en la banda de 80m primero, y con los primeros handys de FM después, aunque solo alcanzaran unos cuantos km y listo. Montábamos y desmontábamos transceptores y antenas como en una época hacía y deshacía casitas con el Rasti.

2007, y de los marcianos ni rastros.
2007 y el robot con las mandarinas se debe haber oxidado o capaz lo partió un rayo por el camino (viste? En vez del ovni de niquel y vidrio debieron haber pensado en la alternativa de la teletransportación molecular desintegrante, como el capitán Kirk y el Dr. Mc Coy... a ésos sí que no los jodían con un rayo de morondanga).

2007 y yo junto a mi Pentium IV Intel inside 80 gb HD 1gb RAM DVD R-W USB 5.1,8 etc, etc, etc, etc... y sin encontrar la forma de decirte cuánto me gustás y que antes que los años terminen de desmolecularizarme o dejarme pelado y/o arrugado, antes de que ya no pueda comer más mandarinas porque a los dientes de prótesis se los carcome el ácido cítrico, antes de que mi sonrisa deje de relucir como hace unos años que se viene olvidando, antes de que estas manos que tiemblan ante el teclado al saberte del otro lado del cable se arruguen peor que después de un día entero de pileta pelopincho, antes que estos ojos dejen de percibir el brillo encandilante de tu sonrisa, antes de olvidarme que alguna vez fui sol y alguna vez serás mi Venus... quisiera el teletransportador del Enterprise y traerte a mi lado o ir al tuyo, refugiarnos no arriba sino debajo de una nube próxima a llover, abrazarte con lo poco o mucho de fuerza que me quede, sentir el aroma de tu cuello, la suavidad de tu espalda, la ternura de tus labios y besarte despacio y en silencio toda la noche, toda la lluvia, toda la nube, todo el siglo, toda la vida... toda la vida.

18 comentarios:

ana dijo...

qué buen alumno de valeria, monsieur... un buen ejercicio, palpables sus sensaciones... y eso que no le hizo caso a la profesora y todavía no fue a por clarice!

Cecilia dijo...

Guauuuuuuuuuuuuuuuu!!!!

Y ella, calculo que se desmayó o está buscando la forma de inventar o comprar a cualquier mayorista de ilusiones y sueños un teletransportador para estar con vos.

Hermoso lo que escribiste!!!!!!!!!!!!!

Brindo por los sueños, para que se hagan realidad.

Beso.

Gabriel dijo...

Ana (Anita): Gracias por la nota en nombre de la profe, ya sabés que viniendo de vos es un honor. En cuanto a Clarice... ya va, ya va, mis arcas andan un toque desinfladas pero ya... prontito, que me he quedao con las ganas, joder :P
Gracias por pasar... te "extrañaba", jajaja!

Gabriel dijo...

Ceci: Vos decis? Naah.. ni se enteró. Estará desmayada pero de sueño :$
Che, vos decís que esos aparatos se consiguen? Le voy a preguntar a alguno de mis provedores de chocolates y eso :S
Cha gracia por el elogio, me alegro que le guste :D
Salut! y besos :)

Magic dijo...

Adorable tu sensibilidad, tu manera de contar, de expresar y de sentir...

De chica soñaba con ir a la Luna. Ahora apenas me conformo con la luz lunar que el último jueves alumbró a un solo balcón en toda la cuadra (increíblemente, el mío).

Un beso

beacriz dijo...

Parece que volviste con todo de las vacaciones.Aplausos por lo escrito y voy a orar para que aunque sea cuando estés arrugado, pelado o con cataratas encuentres el AMOR. Porque nunca es tarde y porque te lo merecés. Besos y abrazos.

Checha dijo...

Guauuuuuuu (así, bien perruno)
Empecé divertida con tus recuerods, pero lo del 2007 fué arrasador!
Besos Muchos!

Cecilia dijo...

Ay, lo volví a leer...

¿qué le pusiste al escrito?

??????

Alex dijo...

ese final, sin palabras!

Gabriel dijo...

Magic: Está muy bien! No te vayas a la luna... te vamos a extrañar. En cambio si salís al balcón hasta podés llegar a ligar una... estee... unaa.. eeemmm.. cómo se llamaba? Eso que algunos salen a cantarle a una damisela? Eeemm... bueno, eso!

Beacriz: Gracias por el aplauso y por las oraciones. Algún día charlaremos y arreglaremos cuentas sobre la pelada y las arrugas.
Besos también y abrazos :) Abriguesé :P

Checha: Usted da más el perfil de una conejita que una perra así que no ande ladrando que asusta, en el peor de los casos. (Digo el peor de los casos porque tal vez uno termine convenciéndose que lamentablemente ladra pero no muerde, jejeje)
La mucho beso también, qué tanto! :)

Ceci: Lo pasé por un filtro mágico que se llama "leemeleemeleemedescubrimedescubrimedescubrime"
Me lo vendió a la fuerza una vez en Villa La Angostura, una señora morocha vestida de plata. :D

Gracias por los conceptos finales en el otro comentario. No hacía falta aclarar nada, bien sabemos cuáles son los códigos en todo esto y por algo marcamos la casillita "I AGREE"

Kisses, doña :D

Alex: El final es otra reincidencia de choreo a García Márquez. Creo que pocos libros finalizan de manera inolvidable, con conceptos tan universales y verdades tan irrefutables, con tres palabras nomás, como El Amor en los Tiempos del Cólera. :D

Cecilia dijo...

Nene, yo no sé como esa chica soñada no se fijó en vos, si sos taaaaaaaaaaaann tierno, tan cariñoso.
Eso siento.

Debe ser una naba total!!!!

Alex dijo...

es el libro que más me gusta de García Márquez y lo presté y nunca más me lo devolvieron

Magic dijo...

Una serenata decías? Si la voz del señor en cuestión logra llegar hasta el noveno piso, me voy a sentir enormenente halagada... :)

Gabriel dijo...

Ceci, ceci.. las palabritas, los modales... ;) you know what I mean... :S No me ayudes tanto... :D

Alex: Ya decil Confucio en viejo plobelbio chino: Los liblos y los discos no se plestan ni se devuelven

Magic: Envidio tu sabiduría y tu candidez. Sabiduría por conocer el género musical en cuestión -bastante devaluado, casi diría desaparecido. Candidez por no tener en cuenta que hoy en día cualquiera canta y cualquiera amplifica. Un TDA2002, un par de capacitores, un parlantito y te canto desde PB a la AZ de la Petrona I ;) que tal?

Absurda dijo...

Yo lo único que hice fue alentarlo a escribir en automático.El que tiene talento es él solito. Hay algo de Lispector en la red (no mucho, pero hay), vaya googleando...

Gabriel dijo...

Valeria: Gracias por volver! :D y gracias por tirar del anillo para destapar la latita. (Mi cabeza no es una olla aunque tiene un tamaño considerable :S, solo es una latita).
En cuanto a Lispector, por respeto y por conciencia de gremio (sin ofender con mi atrevida inclusión en el "gremio") voy a comprarme algún libro. Hay cosas que no da bajarlas por gugle.
Gracias de nuevo Val, un besote! :D



PD: jajaja!! vean lo que me propone la verificación de la palabra:
bbehic
Está clarísimo: BeBe E Hic... o sea, tomá y te va a dar hipo

pttlc dijo...

Pffffffffff, no se que decir, apabullante, cómico al principio, pero verdadero,pero apabullante....mejor no digo nada....

Gabriel dijo...

Ptt: Decilo, Enzo, decilo! jajaja
Sí, es cómico y es verdadero. Te acordás de esas revistas? ;)