7 de agosto de 2007

Nube nueve

Son esas cosas que muchas veces... bah, siempre, disfrazamos de alegría. Decimos ¡uh! ¡Que bueno! ¡Por fin me pasa a mí! Y andamos por la calle con una sonrisa de oreja a oreja, pisando en partes, nos sentimos en la nube nueve, todos los ojos son sus ojos, todas las melenas son su melena, todos los perfumes son su perfume, todas las palabras son sus palabras y los recuerdos son algo que apenas pasó hace un rato, los recuerdos son frescos, relucientes, a todo color y con sonido 5.1 sorrounding and dolby nr.
Es así que empezamos a sentir que las distancias no existen, que las diferencias sociales y culturales solo se notan en los noticieros (que por cierto, dejamos de ver y lo cambiamos gustosos por un programa donde enseñan a cocinar manjares o a decorar tu casa como el más tibio de los refugios). Nada más importa, que no sea el próximo encuentro, que no sea el siguiente regalo; y nos vemos en lugares que antes ni soñamos siquiera, eligiendo uno de esos libros que compraríamos solo para nosotros, pero sabemos que en mitad de una página perdida, casi al final, hay una frase que es nuestro secreto, entonces este libro es para ella y no voy a marcar la página, voy a dejar que ella la descubra, y creemos que lo primero que hace apenas empieza a leer es encontrar esa frase. Así es que imaginamos su llamada y su voz que se impone sobre la estática y la falta de antena porque vos viste, estos telefonitos que antes nunca andaban ahora sí, porque la magia está en el aire, porque ahora todo es posible y porque en definitiva, las estrellas y los dioses trazaron este camino por donde llega su voz y nos dice justo justo esa frase que elegimos, esa marca que nunca hicimos en el libro, pero que está.
Un día nos sorprendemos escribiendo su nombre en un rincón de una hoja, tal vez mientras hablamos por teléfono de trámites o charlas sin sentido con familiares o amistades que de repente son extraños. ¡Claro! ¡Si el mundo tal como lo conocíamos acaba de desaparecer! ¡Si nadie más importa! Nada ni nadie existe si su mirada y su conocimiento no lo inauguraron. Vamos charlando con ella aunque estemos a kilometros de distancia, le vamos contando de nuestros lugares, de nuestras cosas, de nuestros detalles, de toda una vida previa que nos perdimos de recorrer juntos. Desayunamos en un bar y pedimos lo que ella toma, cambiamos nuestras medialunas “me-cago-en-Cormillot” por una barrita de cereal, nos levantamos temprano para compartir un amanecer, vamos al parque, a la costa, o donde estemos en ese momento, salimos afuera y le dedicamos la luna por sms y si me mandás un beso en los próximos cinco minutos le pongo tu nombre a esa constelación que acabo de inventar y tiene la forma de tu cintura (pero ella sabe que somos como Sprayette, que aunque no llames en cinco minutos el extra te lo "regala" igual).
Y son esas cosas que un día nos agarran de sorpresa mientras esperamos que un semáforo se ponga en verde. Nos damos cuenta que hace un año estábamos tal vez en esta misma esquina, afiebrados de ansiedad, con la camisa que a ella más le gusta, con una novedad sobre el trabajo, sobre el cambio de trabajo, sobre un puterío de un amigo que se mandó una cagada con la mujer, no importa.. cualquier cosa era un tema, cualquier tema era la excusa, cualquier cosa era conversable, entre sábanas, almohadas, café humeante y voz baja. Hace un año, decía, nada nos hacía pensar en este vacío, en esta desolación, en estas ganas de nada, en este cielo negro de un julio interminable y helado. No era posible, no era creíble, era irreal que el teléfono un día dejara de sonar, que la casilla de correo estuviera vacía, que su mirada viajara lejos las pocas veces que nos veíamos, que sus manos se enfriaran de tal modo, que sus labios hubieran muerto, que su cuerpo nos pareciera extraño.
No era cierto que un día, al mirar a una mujer (tan pero tan parecida a vos) subiendo a un taxi en Libertador y Juramento, iba a tener que parar el auto (no importa donde, no importa si me pisa un colectivo o me putea un taxista) y llorar como hace años no lloraba. Porque esa mujer tan pero tan parecida a vos, capaz que es feliz como vos y yo fuimos, digamos hace un año. Esa mujer tan pero tan parecida a vos acaba de darse vuelta fugazmente para poner algo en la luneta trasera del taxi y su rostro resplandece como el tuyo aquella tarde. Y seguramente esa mujer está pensando en que el resto de la gente, el mundo allí afuera, no sabe nada, no entiende nada, ni es capaz de percibir lo feliz que es, ahora que mira un poco más atrás, a unos metros de la esquina, y un hombre, bastante parecido a mí, un poco más flaco, confesémoslo, la saluda con una sonrisa, se levanta el cuello de la campera polar y se vuelve por Juramento sin mirar por donde camina, con los ojos y el alma puestos en ella, que también saluda y sonríe. ¡Dios mío! ¡Cómo sonríe!


N. del A.: Gracias a M.F.F. por la inspiración y a C.B.G. por las oportunas correcciones y el título "Harrison a full" ;-)







13 comentarios:

Cecis ... funámbula dijo...

Poco puedo decir....gracias por empezar, a lo inmerecido, y por esta dicha de poder leerte, por esta inigualable sensacion de estreno de emociones que me trae todo lo qeu leo por aca....
Un abrazotontonton

*AntagoniSta* dijo...

Y sí, esas pequeñas-grandes cosas, que nos llevan a lo idílico, soñado, cuasi-perfecto, a ese lugar que "La Divina Comedia" lo define como el "cielo más cielo"...
Maravilloso mientras dura y tan triste cuando de un zapatazo se esfuma :( snif...snif

(y mejor me voy a escuchar The Beatles, qué tanto!)

La Maga dijo...

Tanta inspiración es como que deja sin respiración, tantas palabras cargadas de simples y grandes maravillas. Hermoso texto, hermosas sensaciones....


Estoy tomando oxigeno para contarle; mientras desmuero de ciertas cosas. Gracias por hacerme saber que está ahì.


Besotes enormes. (llenos de magia).

Uninvited dijo...

Cecis: "Estreno de emociones"
Ta bueno, eh? Lo voy a guardar. Mil gracias a vos :D
Besos

Anta: Creo que no sería tan triste el esfumarse de un zapatazo. Lo jodido es cuando lo ves derrumbarse de a poquito pero más jodido es cuando ves que ninguno hace nada por la reconstrucción... pero bueno, entonces deja de doler.
Que se yo! No me den bola.
Besotes Pachi! :)

Maga: Gracias por las apreciaciones y me alegro que te haya gustado :) Sabés que viniendo de vos es un honor :D
Kisses y metele con el mail che! :p

Marie dijo...

Es maravillosos cuando nos sentimos identificados con lo que leemos, la piel se nos eriza cuando encontramos situaciones que creíamos que solo nos pasaban a nosotros, cuando reconocemos un gesto que creíamos nuestro, cuando volvemos a sentir la impotencia de lo que no pudimos superar, cuando el mismo dolor nos anuda la garganta.
Quizás sea que no estamos tan solos después de todo. Realmente me llegó mucho este texto.

Un beso

Uninvited dijo...

Pero es así Doc, somos un océano de soledades, cada una nadando donde puede y como puede, pero siempre solos/as.
Gracias por pasar, es un honor, como siempre :D
kiss

Checha dijo...

Moooy Bueno!
Somos eso, historias, caminos, personas que de repente dejamos de ser y vemos como ajenos espectadores.
Te mando un besote enorme!

Uninvited dijo...

Gracias Checha! :D
Estaría bueno sacarle provecho a las circunstancias y pasar a vender entradas a los que pasan a la categoría de expectadores ;)
Kiss 2U

Alex dijo...

ta muy buena la historia, sin embargo, me parece que... brother, tengo que pegarte?????

Uninvited dijo...

Jajajajaja!!
Pegame y llamame Martha!! :p

...pero dejame subir a ese auto! :p

jajaja

Angel de Miel dijo...

vos sabias q yo te extranio no??
y extranio tus cuentos y tus palabras y consejos!!!!!!
muaahh

Flor dijo...

¿Eso es lo que yo pienso?
Digo, las iniciales... ;)
Yo no quiero que sea Cabildo y Juramento, yo le voy a poner Santa Fe y Talcahuano, o Pza San Martín... o mejor un hotel que quedaba por Humberto 1º y un visitante con nombre de conductor de tele.
Pero ahora estoy acá, así que hoy le voy a poner cualquier esquina de Rosario... y así voy a salir a la calle, sonriendo así, como si fuera verdad.
Besos Ga :)

Uninvited dijo...

Meli!!: No extranies che! A esta hora seguro ya estás volando pal sur del planeta y a la mierda la extraniada!! :D Welcome che!! Que la pases joya :D

Flop: Me quedé con la duda sobre la esquina... Humberto 1º y Cacho Fontana?? jeje
Ponele el nombre que quieras... mientras no le pongas Mitre y Amenabar, o alguna de por ahí ;-) jajaja
Besote :)