3 de marzo de 2007

¿Querés?

Hagamos una cosa: me baño, intento un peinado que me tape de manera piadosa estas entradas delatoras, me pongo el jean más cheronca que encuentre, una remera negra que me estilice un poco (nop, esa que tiene un 8 en un círculo blanco no), me subo al fitito y voy a buscarte. Llego a la puerta y gracias al cielo el pesado del portero está torrando con I-Sat. Enfrento al otro portero, el de acero inoxidable y botones. Cuento 1, 2, 3 etc, etc, hasta llegar a tu piso, busco la letra y aprieto. Ya que estoy planificando, ya que yo soy el que hace el guión, te dejo lista, bellísima, radiante, ansiosa y expectante junto al telefonito de tu contestador. ¿Sos vos? Soy yo. ¡Ahí bajo! Entonces el ascensor más rápido del mundo te deja a unos pasos del vidrio del recibidor del edificio, abrís la puerta plegable y salís en cámara lenta. Me encandilan tu pelo y tu mirada intensa, me pierden tus ojos y tus pasos y todo a tus lados se convierte en sillas llenas de gente, de fotógrafos, de flashes, el hall es una pasarela y las dicroicas reflectores y llegás a la otra punta, a esta punta, mirando siempre al spot central que vendría a ser yo tras los vidrios de la puerta, atravesando las centellas y los aplausos, y justo antes que la modelo se plante para la foto fundamental trabando las manos en la cadera y llevándose el mundo por delante con su sonrisa, abrís desde adentro esta puerta y volvés a ser tan real como hermosa, me das un beso y salimos a la vereda, te abro la puerta del fitito y te ayudo a entrar, arranco, prendo el mp3 con James Taylor y nos vamos despacito, en esta burbuja en que se transformó el mundo, en una pompa de tu perfume, con el calor de tus ojos, la música y el fresquito de afuera que no dan ganas de salir a menos que el río y la luna que hace rato allá arriba, aunque pensándolo mejor, acá adentro, que ya está tu mano en la mía y ya está tan cerca tu boca como yo de ser feliz para siempre y de una vez por todas.
¿Querés?







UPDATE que nada que ver pero algo sí, o sea que... bueno, casi, o mejor dicho bastante o quizás... no se, pero bueno... decídanlo ustedes pero como sea no dejen de leer a PTT Yo se lo que les digo ;)
GRACIAS

13 comentarios:

Alex dijo...

Te digo, si no quiere es una idiota, así nomás.

Gabriel dijo...

Sis!! Sos mi hada, sabelo.
Che... ahí va el mail prometido. Ten piedad! :$

Cecilia dijo...

Dale!!! :P

Me encantó!!!!

Que lindo Gaby!!

Beso!!!

La Maga dijo...

Si no quiere la verdad serìa inentendible; con semejante palabras tendrìa que ser de acero o de hielo; pero estoy segura que la buscada por vos debe tener solamente fuego por supuesto que va a querer..

Que seas muy feliz y que sea para siempre...


besos

Gabriel dijo...

Ceci: Dale! :D Pero acordate que nada de mate en la primera ¿eh? ;)
Besote, doña.

Maga: Vos sabés que hace tiempo vengo tratando de entender qué es esta especie de complot del fuego contra el aire. Un día si me animo a redondear una idea lo publico.
Hasta dónde queremos jugar con fuego?
Un beso, primita.
Mago! me cuida a la prima o la liga, tamos? jajajaja

Flor dijo...

¿Dónde me compro alguien que me escriba así?
Bah... creo que tenía uno... pero se fue a escribirle a otra.

Gracias por visitarme allá :)

Para la semana que viene ya van a tener sus certificados.

Besos :)

Gabriel dijo...

Flor: Como habrá podido oCservar en mi solicitú, ando buscando laburo. Usté me tira unos mangos (qué te puedo cobrar) y yo le escribo lo que quiera.

Deal? ;)

Un beso, pibita. Gracias a usté por recibirme allí :D

Tyria dijo...

Uff...
Lo leí a una velocidad vertiginosa y todo, todo, fue fabuloso!
Felicitaciones... una obra de arte: hágase publicista!!!!!!!
Besos

Gabriel dijo...

Publicista??????

Como sea... con todo vas así de rápido? jejeje
Que no se sepa che...

:D Un beso pibita, la estaba estrañando :)

La Maga dijo...

El aire produce contra el fuego ¿quièn gana? prefiero que crea que es el fuego, aunque sin el aire no pasaria nada..escriba, escriba asì despuès me lo llevo para mi blog..ja!

Es excitante jugar con fuego, làstima que nunca vemos que nos estamos quemando aunque los demàs vean las llamas..

Me estàn cuidando primo; no te preocupes...


Besotes...

PD: Me encanta la foto que pusiste para identificarte...

Gabriel dijo...

Que viva! Vos porque sabés que el que me roba a mí tiene mil años de perdón.
No, a lo que iba es a una impresión particular y totalmente forzada, surgida de mis relaciones kármicas-patológicas-autodestructivas con mujeres de Aries, así que no lo tengas como parámetro, por favor.
El fuego vive del aire. El poco aire lo ahoga y lo apaga, el mucho aire repentino también.
¿Cuál es la dosis de aire justa? El fuego necesita del aire para vivir, para estallar y, eventualmente, cuando el aire se termine, para morir.
¿Y el aire?
¿Quién nos nutre a los de aire?

Magic dijo...

Cómo me gustan estos relatos, Gaby. Es imposible separarlos de vos.
Son como una ola que empieza pequeña y nos va haciendo crecer el corazón a medida que avanzan los renglones. Hasta que te inunda de emociones.

Besi :)

Gabriel dijo...

Lo que mata es la humedad, viste?
Tanta ola, tanta ola...
Gracias Mag, seguimos en la onda colorada, no me das otra opción :D

Basta de amarretadas che! A ver si mejoramos la oferta del "besi" ;)

Un besote, piba :D